Somos como las nueces

Habrás oído más de una vez el viejo dicho “mucho ruido y pocas nueces”. Esta expresión la usamos cuando queremos ilustrar algo que no rinde como se espera, y que además hace gala de lo contrario, un coche que parece muy potente y luego no lo es, un acontecimiento muy esperado que luego decepciona, una campaña de publicidad muy sonada, que luego no vende… Puede que hasta ahora nadie te haya comparado con una nuez, y digo hasta ahora, porque en este texto puedes ver que nosotros sí lo hacemos junto con los motivos que nos llevan a ello. Esperamos que no lo consideres peyorativo y que te resulte sugerente. Para nosotros sí lo es, tanto es así, que hemos decidido basar nuestro blog en esta metáfora. Si quieres saber por qué, sigue leyendo.

Duros de pelar

nuecesVaya por delante que yo mismo soy un cliente, vamos, como todos lo somos hoy en día, así que escribo por mi propia experiencia. Cuando adopto el rol de cliente que todos llevamos dentro, soy muy “rígido” que no duro (como las nueces) espero que el servicio sea bueno, o que el producto sea de calidad, y no acepto de buen grado lo contrario. Pero cuando lo que espero supera las expectativas me convierto en un apasionado de ese servicio o de ese producto. La “cáscara” se abre y soy capaz de aguantar más de un fallo, lo recomiendo a mis amigos y me siento identificado cuando encuentro a alguien que también consume lo mismo, ¿tú también tienes un ipod? ¿a ti también te gusta el chocolate negro? ¿tú también haces senderismo?.

Por favor, de uno en uno

A las personas, como a las nueces, hay que tratarlas de una en una. No nos gusta que nos consideren un número, sino que nos reconozcan como individuos. No como parte de un target… Te parecerá una obviedad lo que digo, sobretodo si te dedicas al marketing, pero ¿Cuántas veces te sientes así al recibir un servicio o comprar un producto? ¿Por qué hay tantas empresas que tratan a sus clientes como cifras? ¿Cuántas marcas conoces que cuiden (con hechos, no de palabra) a sus clientes como su principal activo? Quizás el problema sea que cuando conseguimos un cliente, pensamos que “ya es nuestro” cuando en realidad somos nosotros los que somos un poco suyos. Creemos que enviándole promociones vamos a conseguir resultados, cuando ni nosotros mismos compraríamos muchas veces esa promoción si estuviéramos en su lugar. ¿Nos falta creer en lo que hacemos? ¿Hemos llegado a acostumbrarnos a administrar el presupuesto de publicidad haciendo ruido? ¿De verdad pensamos que nos dirigimos a gente como nosotros? ¿Te gusta ver los anuncios repetidos en la televisión, cuando lo que de verdad quieres ver es la película? ¿Te gusta encontrarte el buzón lleno de folletos que no has pedido y que ni tan solo miras?

¿A dónde nos lleva todo este ruido? ¿Es sostenible esta forma de actuar? ¿O vendrán otros y lo harán mejor?…

Estas y otras muchas preguntas son las que nos hacemos al iniciar este blog. Porque nos gusta pensar que hay mucho por hacer, porque creemos que hay otra forma de ganar clientes, porque sabemos que algunas cosas funcionan y las queremos compartir. Por todo esto y por mucho más empezamos hoy a intentar hacernos un huequecillo en la blogosfera. ¿Es esto publicidad? puede que sí, porque en el fondo lo que queremos es vender. Que nos contrates para hacer una campaña para directivos, o para secretarias. Para hacer una comunidad para tu organización. Si alguna vez la “nuez” se abre estaremos encantados de servirte de ayuda, eso sí, intentaremos que sea sin hacer ruido, y de uno en uno.

Comments

  1. Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>